06.- Presentación de resultados

Mapas del grado de riesgo de la FET

 

    Por subregión y por fecha de espigazón, los días lunes, miércoles y viernes (después de las 17 horas) se confeccionan mapas presentando la distribución espacial del grado de riesgo estimado (rojo, amarillo y verde).

Gráficos de evolución del Índice de Fusarium Acumulado

    Para varios sitios y fechas de espigazón se grafica la evolución del Índice de Fusarium  (enfoque Fundamental-empírico) de la campaña actual y de ciclos de cultivo caracterizados por ataques severos de la enfermedad.  

Interpretación de resultados: ayuda para decidir el control químico 

    Todo el sistema trabaja bajo el supuesto de ausencia de limitaciones en la disponibilidad de esporas del hongo, no obstante es conveniente que el usuario considere la existencia de presiones de inóculo diferentes en función del cultivo antecesor.

    En este punto el sistema realiza comentarios que intentan ayudar en la toma de decisión de un posible control químico. Cada usuario, en función de la ubicación geográfica y fecha de plena espigazón del trigo que maneja, se enfoca en el mapa de grado de riesgo de la FET que mejor se corresponda. En las actualizaciones tri-semanales (lunes, miércoles y viernes) el usuario observa para un determinado sitio un color rojo, amarillo o verde.

    El riesgo alto (color rojo) se establece por la observancia (modelos) de un período de mojado largo (48 a 72 hs) y una elevada temperatura media durante el mismo. Combinando el efecto de dichas condiciones meteorológicas con la disponibilidad simulada de espigas con anteras a la fecha (el usuario debería  monitorear esta disponibilidad en el lote de trigo que maneja) se puede establecer la severidad del evento infectivo predicho. Ambos efectos se resumen en el valor del índice de Fusarium (tasa de incremento y valor acumulado). De acuerdo a los valores de este índice puede ser aconsejable realizar un control inmediato con fungicida (en no más de 1 a 2 días). Puede ocurrir que la puesta en práctica del control químico se  imposibilite por la persistencia de precipitaciones en lapsos mayores a 2-3 días, impidiendo el acceso al lote para aplicaciones terrestres o el vuelo de aviones en tratamientos aéreos.  Por ello se elaboran y se analizan pronósticos meteorológicos específicos para la FET, intentando con los mismos anticipar la ocurrencia de situaciones sinópticas que produzcan tales eventos de lluvias de larga duración asociados a temperaturas favorables. 

    El riesgo moderado (amarillo) alerta sobre la ocurrencia de eventos meteorológicos recientes que no conducirían a inmediatas aplicaciones químicas. Los períodos de mojado pueden tener pocas horas y se puede esperar a la siguiente fecha de monitoreo para revisar el riesgo real del evento infectivo. Los modelos predictivos pueden estar detectando condiciones meteorológicas favorables para la infección pero los mismos ocurren en estadios tempranos o tardíos de la curva de antesis (poca disponibilidad de espigas con anteras). Lluvias pronosticadas asociadas a rápidos pasajes de sistemas frontales presentan escasa probabilidad de que originen períodos de mojado de larga duración. No obstante, ante alertas amarillas, para la toma de decisión deben considerarse otros factores específicos del cultivo de trigo que el usuario maneja (ver Otros factores).

     El riesgo bajo (verde) implica que los modelos presentan muy bajos a nulos valores predichos de incidencia de la FET o Índice de Fusarium (tasas de incremento y/o valores acumulados). Además el pronóstico meteorológico indica la alta probabilidad de ocurrencia de condiciones ambientales no conducentes a eventos infectivos.

Publicación de Resultados:

    En Página Web del Instituto de Clima y Agua con libre disponibilidad. Links con otros organismos públicos y privados. Se actualizan los lunes, miércoles y viernes desde el inicio al fin del sistema de pronóstico.

Alcance y Garantía del sistema:

    Los resultados del sistema de pronóstico de la FET (basado en el análisis de la componente ambiental del patosistema) constituyen herramientas útiles para ayudar al proceso de toma de decisión relativo al control químico de la enfermedad. Dicha decisión debe integrar otros factores que influyen en el patosistema (hospedante y patógeno), además de los estrictamente económicos. Estos factores son variables y específicos de las situaciones de cultivo que el usuario maneja en cada caso.