Condiciones y correcciones para estimar intercambio de masa y energía con esta metodología

La metodología de flujos turbulentos requiere condiciones estacionarias, es decir dentro de un intervalo de medición de 30 minutos los variables medidos no deben cambiarse fuertemente. Para verificar este requerimiento el intervalo de medición es subdividido en M sub-intervalos (por ejemplo en 6 sub-intervalos de 5 minutos), y la covarianza es calculada para cada sub-intervalo. Si la media de las M covarianzas tiene un valor que es parecido al valor de la covarianza de todo el intervalo de medición, las condiciones de medición son consideradas aceptables para el cálculo de la covarianza. Se asume estacionaridad cuando la diferencia entre la media de las covarianzas y la covarianza de todo el intervalo no es más de 30%.

Por leves inclinaciones del anemómetro el componente de viento wm , que es medido como componente vertical del viento, puede contener contribuciones de los componentes horizontales del viento. La metodología del “Planar Fit” corrige las velocidades del viento para compensar posibles inclinaciones del anemómetro. Con el anemómetro son medidas las velocidades um, uv, wm de los ejes ortogonales del anemómetro, donde la barra sobre las letras representa el promedio de un intervalo de medición (30 minutos). La metodología del “Planar Fit” lleva a cabo una transformación del sistema de coordenadas de tal manera que las coordenadas del instrumento inclinado son transformadas hacia un nuevo sistema de coordenadas con el eje z perpendicular al plano del viento, como es requerido para calcular la eddy covarianza.

La metodología descrita por Webb, Pearman y Leuning (1980) para el cálculo de flujos de masa no sólo considera la covarianza sino también los promedios del viento vertical y de la densidad del gas traza. La corrección toma en cuenta fluctuaciones de densidades causadas por el flujo del calor sensible y por el flujo de vapor de agua. Las simplificaciones que se hacen para calcular el flujo de intercambio por el método de flujos turbulentos se basan en la suposición que la densidad del aire seco no cambia durante un intervalo de medición, es decir que no hay flujo de aire seco por falta de fuentes y sumideros. El flujo de aire seco se deja expresar como Fd = wρd , en kg m-2 s-1, donde w es la velocidad del viento vertical en m s-1 y ρd la densidad del aire seco en kg m-3.