Estado de los Cultivos

Nota: Informe semanal con actualización los días jueves.

Responsables:

Cayetano Abbate, Hugo Conti, Graciela Cazenave

con la colaboración de las AER y EEA INTA de la Región Pampeana

Condiciones de Uso:

Ver Condiciones de Uso...

Última edición del Informe: jueves 26 de mayo de 2016

Región Pampeana (considerando registros semanales de lluvia y temperatura tomados en el lapso comprendido entre las 9 hs. del día 18 y el 24 del corriente mes de mayo)

RESUMEN

Con condiciones ligeramente similares a la de la semana anterior, al mantenerse el “bloqueo” en cuanto a la dinámica meteorológica por la muy escasa movilidad de los sistemas de alta y baja presión ubicados al este y sur del país, fue transcurriendo el lapso semanal actual, predominando el tiempo con frecuentes apariciones de inestabilidad y, en ocasiones, complementándose tales episodios con la ocurrencia de lluvias muy aisladas y de pequeños montos de agua aportada. Complementariamente, esas jornadas se fueron configurando con abundante nubosidad, alta humedad ambiental y formación de bancos de nieblas, todo ello dentro de un marco térmico típicamente otoñal. Retomando lo específicamente inherente a las lluvias de la semana y tal como se puede relevar en los registros de las estaciones oficiales de la región, sólo hubo pequeños núcleos de precipitaciones en el área costera y en la parte sur de la provincia de Buenos Aires, mientras que hubo guarismos muy reducidos o nulos en varios sitios dispersos de la región. Al respecto, en Bahía Blanca cayeron 11 mm como acumulado del período, a lo largo de la costa bonaerense (Mar del Plata hasta Tres Arroyos) hubo registros de 8-10 mm, mientras que en el resto del área de la región no hubo aportes o sólo lloviznas de 2-5 mm de agau caída. Esta escases transitoria de lluvias viene muy bien para el avance de las cosechas de los granos estivales, pero la persistencia del ambiente muy húmedo ralentiza la tarea y hasta la impide por jornadas completas. De todos modos, hasta la fecha, en lo que más se avanzó fue con la trilla de soja, pero queda mucho maíz, sorgo y maní en el campo, a la espera de alguna buena entrada de un frente con viento frío y seco que pueda llevarse la humedad ambiental, que por estos días sigue envolviendo a buena parte del país. La oferta de forraje todavía sigue siendo sostenida, mostrando buenos progresos los verdeos ya instalados, realizándose todavía algunas siembras pendientes.

ZONAS

Poco y nada de lluvia hubo en la zona correspondiente a la franja norte, pero los días se presentaron con abundante nubosidad y húmedos. Las tareas de trilla se llegaron a realizar durante jornadas reducidas y mayormente por las tardes, dado que las condiciones ambientales limitaban la extensión de la jornada. Con tales restricciones, por ahora se va cosechando soja, quedando el maíz para una segunda instancia y a la espera de que se logre un razonable secado de planta, cosa que las condiciones ahora imperantes ayudan poco. La oferta de forraje proveniente de los campos naturales sigue siendo óptima, dado que el marco térmico no ha llegado a niveles de fríos rigurosos.
Avanzando hacia el sur, la franja central de la región también contó con tiempo bastante nublado y gris, especialmente durante las mañanas, reapareciendo con poca fuerza el sol por las tardes. Consecuentemente, las trillas pudieron avanzar poco, se probó con el sorgo, pero la tarea resultó poco eficaz por estar muy húmedo. En cambio, con la soja ya la trilla estaría por finalizar, quedando pocos lotes aún en el campo. De maíz se cosechó poco, dado que el grano todavía está muy húmedo (cerca del 25 % de humedad) y de maní se trilló y se avanzó lo que se pudo, dentro de las posibilidades que entregaba el material que se llegó a orear. La oferta de forraje es abundante, siendo muy acotada la recuperación de la actividad de los tambos ubicados en sectores que sufrieron anegamientos por las lluvias de los meses pasados. En dicho escenario, es muy buena la respuesta que siguen dando las alfalfas y los verdeos. Los campos naturales ralentizan su declinación, en paralelo al mantenimiento de temperaturas de niveles moderados. Para la siembra de grano fino, por ahora hay muy poco movimiento y pocas decisiones, a pesar que en esta zona se presenta una oportunidad benevolente al contarse con muy buena humedad en los suelos, lo que aseguraría ya casi una “media cosecha” para el trigo u otro grano de estación que se llegue a sembrar.
En la parte oeste y sur tampoco hubo lluvias significativas, consignándose sólo 5-10 mm en Cnl. Suárez, Pingles, Pigué, Tandil y nada más que 3 mm para Santa Rosa LP. Poco se pudo trabajar durante jornada completa, pero aún en esa forma geográficamente errática, algo de grano de estación se fue levantado. En ese aspecto, la recolección de soja está avanzada con resultados elevados, pero algo irregulares y problemáticos en cuanto a calidad de grano. También en maíz, lo poco que se ha llegado a cosechar entrega rendimientos variables, pero también entre buenos y muy buenos. Las alfalfas comienzan a decaer lentamente, pero progresan las avenas, los triticales y el centeno. En cuanto a la inminente siembra de grano fino, ahora se está en el lanzamiento de los primero trigos, considerándose que este grano podría ocupar mayor superficie que la cubierta el año pasado, pero por ahora no hay demasiada certidumbre al respecto.